50 años de alma canaria en una bebida con sabor a manzana y burbuja fina

 

Appletiser es manzanas, no solo una manzana sino muchas, hasta 10 de las mejores variedades dentro de un refresco muy especial, todas en perfecto equilibrio para conseguir el sabor que le caracteriza. La receta de este refresco es la misma desde el momento de su nacimiento, una receta original que permanece inalterada para crear una bebida 100% zumo de manzana. Appletiser también es una burbuja muy fina, es tu momento para ti, en el aperitivo o cuando quieras. Puedes encontrarlo en terrazas y en supermercados en nuestras queridas Islas Canarias, pero ahora también en toda la península, para disfrutar al ritmo que te apetezca, sin prisas.

Y es que Appletiser cumple medio siglo de vida en las islas. En 50 años pueden pasar muchas cosas, por ejemplo, un manzano podría haber crecido unas 5 veces; en todo este tiempo los ordenadores han llegado a ser como los conocemos ahora mismo y nuestras vidas ya parece que no se entienden sin la existencia de internet. ¿Cuánto falta para que un niño pequeño nos pregunte que por qué se dice “descolgar” un teléfono? Las cosas han cambiado y disfrutar del mundo que nos rodea, saboreándolo poco a poco, es un privilegio del que podemos disfrutar rodeados de buena compañía en un entorno de ensueño.

 

 

 

El sabor a sol, mar y las Islas que nunca se olvida

 

Pero por mucho que los años pasen, los orígenes nunca se olvidan. Appletiser nació en el 1966 de la mano de un emprendedor de origen francoitaliano llamado Edmond Lombardi. En esos días alrededor del mundo sonaba música hippie cantando por la paz y la minifalda y el bikini empezaban a extenderse. Solo un año después se haría el primer trasplante de corazón del mundo y el cuarteto más famoso de Liverpool se convertiría en la primera banda musical en ser retransmitida por televisión. Mientras tanto en Sudáfrica, Lombardi combinaba el zumo natural de 10 variedades de manzanas con una ligera carbonatación, para crear Appletiser, 3 años después la compañía decidió que lo exportaba a Japón y a Canarias.

Y así llegó este refresco a las islas, empezando poco a poco y con paciencia a ganarse un hueco en el corazón de sus habitantes, simplemente por estar ahí, en el contexto perfecto para el aperitivo o cualquier otra ocasión. Los isleños empezaron a consumirlo, buscando su propio momento, hasta que maridarlo con productos de la tierra ya fue algo habitual. Tanto gustó que Appletiser se hizo plenamente de la tierra, pasando a producirse y embotellarse de forma local y desde allí, hace poco Coca-Cola decidió exportarlo al resto de la península para que toda España pudiera disfrutarlo.

Un sabor a manzana acompañado por una burbuja fina que ya sabe a sol, a mar y al inconfundible aroma de las islas. Viene de Sudáfrica, pero desde luego tiene alma canaria, quién sabe, tal vez sirva incluso para aliviar la morriña de los que tienen que dejar las islas.

Pero no solo de manzanas vive Appletiser, a pesar de su nombre. Al margen de la variedad clásica, ahora también podemos encontrar en Canarias Appletiser de Manzana y Granada. Un nuevo lanzamiento para aquellos a los que les gusta poner un color más vivo a su momento Appletiser pero con la misma esencia que el original: 100% zumo de manzana ligeramente carbonatado.

Tras estos 50 años solo se puede decir que, a pesar de que puedan parecer muchos, se quedan en nada cuando se comparten en un entorno tan privilegiado como son las Islas Canarias. Y, sin duda, todo esto se merece un brindis con las manzanas bien alto por estar juntos otros tantos más porque brindando con Canarias, 5 décadas se pasan en un suspiro.